Como mantener segura tu casa en verano o en tu ausencia

Proteger frente al robo nuestra vivienda es una de las cosas que más preocupan a las personas que salen de vacaciones o van a pasar fuera una temporada. En verano, el número de robos en viviendas habituales es mayor, ya que los ladrones vigilan para saber qué sitios están desocupados y entrar a robar. Sin embargo, el robo en sí no es el único daño que se sufre cuando al llegar nos encontramos con que alguien ha entrado sin permiso. Se genera una sensación de indefensión que afecta emocionalmente, tanto que algunas personas no vuelven a sentirse seguras en esa vivienda y deciden irse a otro lugar. Aún así, la sensación de que en cualquier momento pueden volver a entrar a robar es inherente.

Para impedir este extremo, es conveniente tomar medidas. Medidas encaminadas a mantener la seguridad de tu hogar incluso en verano o cuando te encuentres fuera de tu casa por alguna razón. Sistemas de seguridad como las alarmas, los automatismos y domótica son a menudo suficientes para disuadir a los amigos de lo ajeno a irrumpir en tu casa. Ademá de otros elementos que merece la pena analizar.

 

Cámaras, alarmas y detectores automáticos

El efecto que tiene saber que una casa está equipada con alarma es bastante tranquilizador. De hecho, se calcula que un 95% de ladrones desiste de entrar en una vivienda si esta está equipada con alarma, ya que son conscientes de que lo tendrán algo complicado. Incluso quienes se atreven a intentarlo, se exponen a que los sorprendan con mayor facilidad, puesto que algunas alarmas cuentan con sistemas inalámbricos que no requieren cables, y por tanto no se corta la comunicación.

Como instaladores Somfy recomendamos un sistema inalámbrico con detectores, cámaras y soluciones a la medida de cada necesidad. Se trata de un sistema independiente, que no depende de la corriente eléctrica para funcionar, se puede controlar desde la distancia gracias a su conexión remota e incluso envía una señal al teléfono móvil o a los servicios de emergencias para que se encarguen de solucionar el problema, ideal si estamos de vacaciones y llegar costaría horas.

Persianas y ventanas de seguridad

Evidentemente, de nadas servirá contar con una buena alarma si los ladrones pueden entrar y salir con rapidez. Uno de los puntos críticos en este aspecto son las ventanas, que deberían llevar un herraje de seguridad. Las ventanas K-LINE pueden ir equipadas con el sistema de seguridad WK2, que ofrece una alta resistencia frente a intentos de violación, como palancas, taladros o golpes àra romper los cristales.

Que las ventanas sean seguras no significa que no puedan ser atractivas. De hecho, el sistema de seguridad WK2 se puede instalar en ventanas de aluminio o PVC, sin que se note desde el exterior que tienen un refuerzo de acero a prueba de intrusos. Al llevar los herrajes colocados en sitios diferentes, ni siquiera un ladrón profesional puede acceder al interior de la vivienda. A ello se le une una manilla con llave, un vidrio laminado de alta seguridad (que también aísla frente al frío y el calor, otro gran detalle) y una certificación que garantiza que el sistema es seguro contra el robo según la normativa vigente para este estándar. En definitiva, estas ventanas aumentan tu tranquilidad a un grado excepcional.

Sistema de vigilancia domótica

En la actualidad, la domótica está muy avanzada. Gracias a ella, se puede tener el control absoluto de todo lo que ocurre en una vivienda y sus alrededores desde algo tan cotidiano como un smartphone, que se convierte en el nexo de unión entre nosotros y nuestra vivienda. Desde este se puede ver lo que graban las cámaras, subir o bajar las persianas para crear la sensación de que hay alguien en casa y disuadir a quienes merodean por la zona, recibir alertas en caso de detección de intrusos y enviar una comunicación directa a la policía para que impidan un robo si este se está cometiendo. Todo en tiempo real, para que disfrutes de un hogar seguro en todo momento, incluso cuando estás fuera de casa.

Confía a profesionales la seguridad de tu vivienda

Evidentemente, todo esto no puede dejarse en manos de cualquiera. Se necesita personal con experiencia, que sepa cuáles son los elementos necesarios que garanticen la seguridad de tu casa cuando estás fuera. De otro modo, ni el sistema de seguridad más avanzado puede ser suficiente para impedir que un ladrón entre a robar. Por ello, antes de decidir lo que quieres instalar en casa para protegerte, te sugerimos que consultes a un profesional cualificado, que te podrá indicar el mejor modo de blindar tu casa.

Además, nunca está de más seguir los consejos que nos da la policía cada verano. En este enlace puedes encontrar algunos consejos de seguridad para prevenir los robos cuando estés fuera.